Asisge

Editorial

Secretos de las Empresas Altamente Productivas

Avanzamos en este recorrido por los secretos de las Empresas Altamente Productivasy quizá encuentren que cada uno de ellos exige autoconocimiento, al igual que discernimiento del entorno, con lo que se registra la real ventaja competitiva, se adquiere visibilidad en el mercado y se gana un lugar en la mente y en el corazón del cliente. 12. Saber transferir el conocimiento El conocimiento es el conjunto de saberes y prácticas que permite solucionar problemas o asegurar mejores resultados, y en una Empresa Altamente Productiva la dinámica del aprendizaje permite traducirlo en generación efectiva de valor, para ello se transforma el conocimiento en experiencia y la experiencia en desarrollo sostenible. De acuerdo con lo anterior, en una Empresa Altamente Productiva se busca, filtra, organiza, custodia, actualiza y utiliza la información en tiempo real con el propósito de mejorar cooperativamente la intuición de las personas y potenciar sus mejores prácticas aunque exista rotación de roles y de personas. Por tanto, toda organización debe identificar el tipo de conocimiento que posee y como lo puede implementar para facilitar la operación y disfrutar las nuevas oportunidades de aprendizaje en cada uno de los secretos que hemos abordado. 13. Saber activar el ciclo “Comprar – Pagar – Procesar – Vender – Cobrar” La dinámica “Comprar – Pagar – Procesar – Vender – Cobrar” debe activarse como ciclo y no como acciones aisladas, pues colectiva y sincronizadamente es como mejor contribuyen a la meta empresarial, veamos: Saber comprar, es abastecer al sistema productivo de la materia prima, los equipos y las herramientas que aseguren que se cumplirá con la producción, la distribución, el presupuesto y los tiempos de entrega al cliente interno y externo. Los errores o inexactitudes en la adquisición de insumos, repuestos, tecnología o cualquier otro producto o servicio, puede afectar el buen fluir de la operación. Para cumplir la meta empresarial puede ser útil estructurar alianzas estratégicas con los proveedores; algo así como relacionarnos con ellos como deseamos que nuestros clientes lo hagan con nosotros, es decir, construyendo relaciones honestas, coordinadas y armoniosas. Saber pagar, es eliminar aquellas políticas de desembolso y negociación que en verdad son una agresión contra los proveedores y aun así exigir que ellos entreguen su mejor esfuerzo. Cada vez que es necesario invito a reflexionar ¿Cuándo nuestros clientes nos tratan de esa manera, cómo nos sentimos? y posteriormente a erradicar las acciones tendientes a tomar ventajas sobre los proveedores pues son las que impiden la gestión trascendente. Saber procesar, es producir algo que marque diferencia, aprovechando los recursos disponiblespara mantener clientes enamorados, satisfechos, reincidentes y de referencia. Saber procesar en una Empresa Altamente Productiva requiere personas capaces de laborar en equipo, no solo porque dominen el aspecto técnico del proceso, de sus funciones, del producto o del servicio sino porque además globalicen, valoren y aporten integralmente a los procedimientos administrativos, comerciales u operativos. Saber vender es responsabilidad de toda la empresa, la negociación es el trabajo del equipo comercial y saber vender en una Empresa Altamente Productiva es honrar la confianza que el cliente deposita al invertir su dinero, prestigio, paciencia y esperanza. Por eso es necesario tener claro ¿Qué esperan nuestros clientes y qué los motivaría a volver, incluso a dejar de lado las insinuaciones de nuestra competencia? Saber cobrar en una Empresa Altamente Productiva es dar continuidad y sostenimiento a las promesas realizadas a los clientes con la suficiente firmeza para que recíprocamente el también cumpla su compromiso. Para finalizar este ágil recorrido por los secretos de las Empresas Altamente Productivas les invito a incorporarlos para redescubrir nuevos horizontes, mejores resultados y grandes alegrías como consecuencia de establecer fuertes vínculos con los clientes y de asumir responsablemente cada compromiso comercial, técnico o administrativo.

http://blog.isead.es/2014/05/26/secretos-de-las-empresas-altamente-productivas-v/

Tags

RegresarRegresar